Around the Curve

Riesgo político e inversores

Gary P. Herbert, CFA, Portfolio Manager
3 de junio de 2019
¿Cómo pueden los inversores analizar (y cuantificar) los niveles de riesgo político para la renta fija?

Resumen ejecutivo

  • En la primera de esta serie de dos artículos, destacamos cómo se valora el riesgo político en la rentabilidad de los bonos soberanos y durante cuánto tiempo puede durar esa prima de riesgo.
  • A continuación, evaluamos algunos de los indicadores habituales para determinar si responden a un doble objetivo para análisis económicos y políticos.
  • En última instancia, recomendamos evaluar los datos económicos junto con factores más cualitativos, como la desigualdad de ingresos y la gobernanza, para identificar variaciones importantes en el sentimiento político que puedan provocar implicaciones políticas.

Introducción

Como inversores en bonos globales, nuestra segunda naturaleza es analizar los indicadores económicos. Sin embargo, en los últimos años el riesgo político se ha convertido en un factor frecuente en las valoraciones de bonos soberanos tanto de divisa dura como local. Dado que ya hemos evaluado el precio y riesgo de información, podría ser interesante revisar los factores cuantitativos tradicionales desde una perspectiva cualitativa, al menos en lo que al riesgo político se refiere. Hemos leído algunos artículos convincentes sobre el efecto del riesgo político en el precio de los activos. De hecho, Capital Economics evaluó la cantidad de prima de riesgo valorada en diferenciales tras una conmoción política y durante cuánto tiempo se mantiene el coste de ese riesgo particular en los bonos soberanos de un país.

De forma similar, J.P. Morgan ha destacado que, por norma general, los bonos y mercados de renta variable necesitan unos tres meses para seguir las huellas de sus pérdidas tras una conmoción geopolítica. Resulta muy útil revisar los datos históricos cuando intentamos entender el impacto financiero y económico en la política, pero ¿existe alguna forma para que los inversores puedan evaluar los factores de riesgo actuales para entender mejor, o incluso prepararse para estos momentos decisivos? Pensamos que hay algunos indicadores económicos que los inversores también pueden evaluar en el contexto de las políticas para que estos acontecimientos no supongan ningún impacto, sino una oportunidad para tomar decisiones tácticas.

El populismo representa el mayor riesgo político

Es habitual que los principales acontecimientos geopolíticos tengan lugar dos veces por década, una tendencia que se rompió después de las elecciones presidenciales estadounidenses de 2016. Desde ese momento, los acontecimientos geopolíticos de gran envergadura se han sucedido con más frecuencia. Este tipo de sucesos se han vuelto más habituales como resultado de una inclinación mundial hacia el populismo, una forma de riesgo político que ostenta la prima más elevada y persistente, según Capital Economics. El gráfico 1 muestra cómo el mercado da un exceso de 20 puntos básicos para riesgo político en bonos soberanos denominados en dólares y los efectos rezagados de los acontecimientos políticos, que podrían durar desde un día hasta seis meses.
Fuentes: Refinitiv, Capital Economics. La rentabilidad histórica no constituye ninguna indicación de los resultados futuros. Esta información se ofrece exclusivamente como referencia y no refleja el rendimiento de la inversión real.
Parece que los mercados ofrecen un exceso de diferenciales por soportar el riesgo político, un tema que ya abordamos en una entrada sobre factores medioambientales, sociales y de gobernanza. No obstante, parece que los riesgos asociados con un incremento del populismo persisten durante seis meses o más; un analista político astuto podría reflejar el exceso de diferencial en el tiempo y además capitalizar en una valoración de precios significativa en caso de que el riesgo se analizara de forma correcta.

Dado que el populismo es un fenómeno mundial, vamos a evaluar los datos económicos junto con los factores de sentimiento en países emergentes como Brasil, India, México y Sudáfrica para comprobar si los resultados de sus elecciones coinciden con las condiciones externas e internas.

Indicadores económicos

Los balances externos de un país desempeñan un papel primordial en nuestro análisis macro y los factores externos, como la implantación de políticas monetarias poco ortodoxas en mercados desarrollados como respuesta a la crisis financiera mundial (CFM), han desafiado las economías de mercado emergentes. El impacto de eventos externos en estas economías en particular ha sido notable teniendo en cuenta las diferentes etapas de desarrollo, estructuras institucionales y los balances generales y balances por cuenta corriente generalmente más cuestionados. Los mercados ya son rápidos para poner un precio a estos perfiles económicos más débiles, si bien estas debilidades han demostrado suponer un mayor riesgo político. ¿Hasta qué punto dependen las economías de los mercados emergentes de las influencias externas? Primero, veamos algunas obligaciones externas típicas para Sudáfrica, India, Brasil y México en el periodo posterior a la CFM. Ahora podemos empezar a entender el riesgo político dentro del contexto del panorama político.
Flujos de inversiones directas externas (IDE)
Siempre hemos demostrado un interés especial en si la legislación nacional puede atraer capital extranjero. El gráfico 2 muestra los flujos de IDE para los cuatro países que nos ocupan:
Fuente: Haver Analytics. La rentabilidad histórica no constituye ninguna indicación de los resultados futuros. Esta información se ofrece exclusivamente como referencia y no refleja el rendimiento de la inversión real.
Podemos alinear estos flujos con el trasfondo político de estos países. A finales de 2018, el capital extranjero sufrió una fuga de Sudáfrica mientras la confianza empresarial continuaba suprimida y el sentimiento de mercado se volvía cada vez más escéptico respecto a la capacidad del presidente Cyril Ramaphosa para aplicar una reforma. De forma similar, en México, las IDE disminuyeron dado que la administración de Andrés Manuel Lez Obrador (AMLO) empezó a limitar la participación extranjera en las subastas energéticas del país. En cambio, las IDE empezaron a llegar a Brasil coincidiendo con la investidura del presidente Jair Bolsonaro. El caso más curioso es el de la India, con un importante escepticismo frente a la inversión extranjera. Al fin y al cabo, hasta los noventa se trataba de una economía cerrada.

Crecimiento del PIB

Cuando Narendra Modi fue elegido primer ministro en 2014, dando un revés a la clase política, también tenía como objetivo liberalizar la economía tan nacionalista de la India. Aún así, las IDE han continuado rondando el 2 % del PIB, como se observa en el gráfico 2 anterior. Aunque los inversores esperarían un incremento progresivo de las IDE con el gobierno de Modi, surge una pregunta: ¿al pueblo le importa realmente el nivel de inversión extranjera? La India, junto con los otros tres países de nuestra evaluación, ha visto como el balance de pagos general ha mejorado mientras su déficit por cuenta corriente se contrae. Se ha utilizado la inversión extranjera en diferentes niveles para financiar su déficit por cuenta corriente, experimentando una mejora con el tiempo, tal como se observa en el gráfico 3 a continuación.
Fuente: Haver Analytics. La rentabilidad histórica no constituye ninguna indicación de los resultados futuros. Esta información se ofrece exclusivamente como referencia y no refleja el rendimiento de la inversión real.
Mientras a los inversores les importe el déficit por cuenta corriente, ¿acaso le importa al votante medio la balanza de pagos o el capital extranjero? Los mensajes con los que la población podría estar más familiarizada, especialmente en época de elecciones, son principios menos abstractos, como el crecimiento económico. El gráfico 4 muestra los niveles históricos del PIB:
Fuente: Banco Mundial. La rentabilidad histórica no constituye ninguna indicación de los resultados futuros. Esta información se ofrece exclusivamente como referencia y no refleja el rendimiento de la inversión real.
Cuando unimos el crecimiento del PIB con los acontecimientos políticos, podemos hacer algunas deducciones. Por ejemplo, analicemos el PIB de Brasil, que empezó a contraerse en 2010 coincidiendo con el fin del mandato del popularísimo de su antiguo presidente, Luiz Inácio “Lula” da Silva. Sus sucesores, Dilma Rousseff y Michel Temer, se vieron involucrados en escándalos y la economía cayó en recesión. Este ejemplo demuestra por qué es tan importante observar a la vez las condiciones políticas y las económicas. En Brasil, el declive simultáneo del crecimiento económico y una gobernanza efectiva pueden haber empujado a un profundo cambio ideológico en la población. Por tanto, tiene sentido que los votantes rechazaran al Partido de los Trabajadores en favor de un candidato marginal como Bolsonaro.

No obstante, el PIB no explica con claridad la victoria de AMLO en México, el ascenso de Modi en India ni el nombramiento de Ramaphosa y la reciente reelección en Sudáfrica. Es obvio que el crecimiento del PIB en México y Sudáfrica se redujo con el tiempo, Sudáfrica incluso se sumió en una recesión técnica; sin embargo, el crecimiento del PIB indio experimentó una ligera mejora durante el segundo mandato del anterior primer ministro, Manmohan Singh. Aún así, Modi y el Partido Popular Indio (BJP) cambiaron las elecciones de 2014.

Segunda parte: El papel del consumidor

En el próximo artículo, pondremos el énfasis en el papel del consumidor para cambiar la composición del crecimiento del PIB en estas economías y hablaremos de cómo los factores, como la desigualdad de ingresos y la percepción de la corrupción, representan otra faceta de los indicadores de evaluación, como el desempleo y el crecimiento de los salarios.

Crecimiento del PIB

Definiciones:

Para los bonos, la prima de riesgo hace referencia a la rentabilidad adicional que los inversores deben invertir en bonos emitidos por entidades no gubernamentales.

Un punto básico (pb) es una centésima parte de un punto porcentual.

Un balance de cuenta corriente resume el flujo de bienes, servicios, ingresos y transferencias hacia y desde un país.

El Producto Interior Bruto ("PIB") es una estadística económica que mide el valor de mercado de todos los bienes y servicios finales producidos dentro de un país en un periodo de tiempo determinado.

  • Todas las inversiones conllevan riesgo, incluida la posible pérdida del capital.

    El valor de las inversiones y los ingresos que de ellas se derivan pueden incrementarse o disminuir, y los inversores podrían no recuperar los importes invertidos inicialmente; dicho valor podría verse afectado por las variaciones de los tipos de interés, los tipos de cambio, las condiciones generales del mercado, acontecimientos de orden político, social y económico y otros factores variables. La inversión conlleva riesgos, incluyendo, entre otros, posibles retrasos en los pagos y lucro cesante o pérdida de capital. Ni Legg Mason ni ninguna de sus filiales garantiza ninguna tasa de rentabilidad ni la devolución del capital invertido.

    Los valores de renta variable están expuestos a fluctuaciones de los precios y la posible pérdida del capital. Los valores de renta fija conllevan riesgos de tipos de interés, de crédito, de inflación y de reinversión, así como la posible pérdida del capital. Cuando los tipos de interés suben, el valor de los títulos de renta fija disminuye.

    Las inversiones internacionales están expuestas a riesgos especiales, como las fluctuaciones de divisas e incertidumbres de tipo social, económico y político, que podrían incrementar la volatilidad. Estos riesgos son mayores en los mercados emergentes.

    Las materias primas y las divisas presentan un riesgo más elevado que incluye el riesgo de mercado, político, normativo y el asociado a fenómenos naturales, y podría no ser adecuado para todos los inversores.

    La rentabilidad histórica no constituye una garantía de resultados futuros.

    Debe tenerse en cuenta que los inversores no pueden invertir directamente en un índice.

    Las rentabilidades de un índice no gestionado no reflejan comisiones, gastos ni comisiones de venta.

    Información importante:

    Las opiniones y puntos de vista expresados aquí no deben considerarse una previsión o pronóstico de rentabilidad o acontecimientos futuros reales, ni una garantía de resultados futuros ni recomendación ni asesoramiento. Las afirmaciones realizadas en el presente material no pretenden ser recomendaciones de compra o venta de ningún valor. Las declaraciones a futuro están sujetas a incertidumbres que podrían provocar acontecimientos reales y resultados que difieran significativamente de las expectativas expresadas. Esta información ha sido elaborada a partir de fuentes que se consideran fiables, pero no puede garantizarse la exactitud ni la exhaustividad de la información. La información y las opiniones expresadas por Legg Mason o sus filiales son vigentes a la fecha indicada, pueden variar sin previo aviso y no tienen en cuenta los objetivos de inversión, la situación financiera o las necesidades particulares de inversores específicos.

    La información incluida en el presente material tiene carácter exclusivo y confidencial, y únicamente puede ser utilizada por el destinatario previsto. Ni Legg Mason ni sus filiales ni ninguno de los directivos o empleados de Legg Mason asumen responsabilidad alguna de ningún tipo por las pérdidas resultantes del uso del presente material o sus contenidos. Queda prohibida la reproducción, distribución o publicación del presente material sin el consentimiento previo por escrito de Legg Mason. La distribución de este material puede estar restringida en algunas jurisdicciones. Las personas que entren en posesión de este material deben obtener asesoramiento sobre los detalles de dichas restricciones (de haberlas) y cumplir con ellas.

    El presente material ha sido elaborado por un asesor o entidad afiliados a una entidad que se indica abajo por propiedad o control comunes de Legg Mason, Inc. A no ser que se indique lo contrario, «S» (símbolo del dólar) o «dólares» se refiere a dólares estadounidenses.

    Este material está destinado exclusivamente para su distribución a aquellos países y destinatarios indicados.

    Todos los inversores en Reino Unido, clientes profesionales y contrapartes admisibles en países de la UE y el EEE excepto Reino Unido e Inversores cualificados en Suiza:

    En Europa (excepto Reino Unido y Suiza) este documento se emite por parte de Legg Mason Investments (Ireland) Limited, con domicilio social en Floor 6, Building Three, Number One, 126 Pembroke Road, Ballsbridge, Dublín 4, DO4 EP27 Registrada en Irlanda, N.º de Sociedad 271887. Autorizada y regulada por el Banco Central de Irlanda.

    En el Reino Unido, publicado y aprobado por Legg Mason Investments (Europe) Limited, con domicilio social sitio en 201 Bishopsgate, Londres, EC2M 3AB. Inscrita en Inglaterra y Gales con el n.º de sociedad 1732037. Autorizada y regulada por la Autoridad de Conducta Financiera del Reino Unido (Financial Conduct Authority, FCA).

    En Suiza, publicado y aprobado por Legg Mason Investments Switzerland) GmbH, autorizada por la Autoridad de Supervisión del Mercado Financiero de Suiza (FINMA). Inversores en Suiza: el representante en Suiza es FIRST INDEPENDENT FUND SERVICES LTD., Klausstrasse 33, 8008 Zurich, Suiza y el agente pagador en Suiza es NPB Neue Privat Bank AG, Limmatquai 1, 8024 Zurich, Suiza. Las copias de los Artículos de Asociación, el Folleto, los documentos de Información para el Inversor Clave y los informes anuales y semestrales de la Compañía se pueden obtener de forma gratuita del representante en Suiza.

    Todos los inversores en Hong Kong y Singapur:

    Este material ha sido proporcionado por Legg Mason Asset Management Hong Kong Limited en Hong Kong y Legg Mason Asset Management Singapore Pte. Limited (Número de registro (UEN): 200007942R) en Singapur.

    El material no ha sido revisado por ningún organismo regulador en Hong Kong o Singapur.

    Todos los inversores en la República Popular China («RPC»):

    Este material ha sido proporcionado por Legg Mason Asset Management Hong Kong Limited a los destinatarios previstos en la RPC. El contenido del presente documento va destinado únicamente a la prensa o a inversores de la RPC que invierten en el Producto QDII ofertado por el banco comercial de la RPC con arreglo al reglamento de la Comisión Reguladora Bancaria de China. Los inversores deben leer el documento de oferta antes de realizar cualquier suscripción. En caso necesario, obtenga asesoramiento de bancos comerciales y/u otros asesores profesionales de la RPC. Debe tenerse en cuenta que Legg Mason y sus filiales son Gestoras exclusivamente de los fondos extraterritoriales (offshore) en los que invierten los Productos QDII. Legg Mason y sus filiales no están autorizadas por ningún organismo regulador para llevar a cabo actividades empresariales o de inversión en China.

    Este material no ha sido revisado por ningún organismo regulador en la RPC.

    Distribuidores e inversores existentes en Corea y Distribuidores en Taiwán:

    Este material ha sido proporcionado por Legg Mason Asset Management Hong Kong Limited a destinatarios admisibles en Corea y por Legg Mason Investments (Taiwan) Limited (Número de registro: (98) Jin Guan Tou Gu Xin Zi Di 001. Dirección: Suite E, 55F, Taipei 101 Tower, 7, Xin Yi Road, Section 5, Taipéi 110, Taiwán, República de China. Tel.: (886) 2-8722 1666) en Taiwán. Legg Mason Investments (Taiwan) Limited opera y gestiona su negocio de forma independiente.

    Este material no ha sido revisado por ningún organismo regulador en Corea ni Taiwán.

    Todos los inversores en América:

    Este material ha sido proporcionado por Legg Mason Investor Services LLC, un agente intermediario registrado en EE. UU., que incluye Legg Mason Americas International. Legg Mason Investor Services, LLC, miembro de la FINRA/SIPC, y todas las entidades mencionadas son filiales de Legg Mason, Inc.

    Todos los inversores en Australia:

    Este material ha sido emitido por Legg Mason Asset Management Australia Limited (ABN 76 004 835 839, AFSL 204827) («Legg Mason»). El contenido es propio y confidencial y está previsto para el uso exclusivo de Legg Mason y los clientes o posibles clientes a quienes ha sido entregado. Queda prohibida su reproducción o distribución a ninguna otra persona, excepto los asesores profesionales del cliente.

    © 2018 Legg Mason Investor Services, LLC, miembro de la FINRA, SIPC. Legg Mason Investor Services, LLC es una filial de Legg Mason, Inc.